Definiendo el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Quisiera ofrecer una descripción breve pero actualizada del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) tomando como base el conocimiento que surge de investigaciones científicas. Una explicación mas detallada y abarcadora, acompañada de más de 300 recomendaciones específicas, se encuentra en la tercera edición de mi libro “Hiperactivo, Impulsivo, Distraído ¿Me Conoces?”. Es mi mejor deseo que los padres, maestros, profesionales y estudiantes que lean la información presentada en esta página puedan ampliar su visión del TDAH y sentir que pueden hacer la diferencia en las vidas de las personas con esta condición.

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad?

María Inés era una niña de 5 años muy cariñosa y sensible que no se estaba quieta. Además, desobedecía, retaba, molestaba a sus hermanos, tenía dificultad con el sueño, no conocía el peligro y tenía dificultades para relacionarse con los niños de su edad. Su conducta provocaba sentimientos de confusión, ira y culpa en los padres. Su madre no sabía qué más hacer para lograr en ella un comportamiento adecuado. Me decía con los ojos llenos de lágrimas que temía que su hija se convirtiera en un monstruo y fuera rechazada por su padre, sus hermanos, sus familiares y otras personas en el vecindario. Lo que ella no sabía era que María Inés también se sentía atemorizada.

Jaime, un niño brillante y muy articulado, escribió lo siguiente a su mamá (el texto fue editado posteriormente por ella): “Quisiera atender a mi maestra para aprender más. No me gusta avergonzarles cuando compartimos con otras personas. Me gustaría poder ir a la oficina de mi doctor sin desesperarme por tener que esperar. Quiero ser bueno, portarme bien, sacar buenas notas, tener más amigos, no ser tan distraído. Quisiera poder ponerle un control a la máquina que hay dentro de mí, que me hace moverme sin parar. Poder callarme lo que pienso y no interrumpir y meterme en problemas. Quisiera ser diferente, pero hay algo dentro de mi que no me deja”.

Roberto narró esta experiencia con mucha frustración: “Mi esposa me llamó al trabajo para pedirme que al salir comprara leche en el centro comercial cercano a mi oficina. Llegué allí, pero entré primero a una tienda de efectos electrónicos recién inaugurada. Compré un programa que necesitaba para la computadora. Cuando llegué a casa me di cuenta de que no había comprado la leche. Ella estaba muy molesta y discutimos. La semana anterior estuvo enojada porque no pagué a tiempo el servicio de teléfono y este fue desconectado.”

María, Jaime y Roberto presentan dificultades significativas para prestar atención en actividades que requieren esfuerzo mental sostenido o para autorregular el nivel de actividad e impulsividad en situaciones donde se considera necesario hacerlo o ambos. Este conjunto de conductas describen lo que se conoce como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Tipos del TDAH

El TDAH es una condición que puede ser leve, moderada o severa, y presentarse con características diversas.

  • Presentación combinada, como Jaime, donde predomina tanto la inatención como la hiperactividad e impulsividad.
  • Presentación Hiperactiva-Impulsiva, como María Inés, donde predomina la hiperactividad e impulsividad.
  • Presentación inatenta, donde predomina la falta de atención como Roberto.
  • Investigaciones recientes en otros países, y las nuestras en Puerto Rico, sugieren que podría identificarse otra forma diferente de expresión de la inatención denominada “tempo cognitivo lento” . Las características principales son estar “espaciado” o “como en las nubes”, “soñar despierto”, y ser poco activo y lento para actuar y procesar información. En el capítulo 2 de mi libro Hiperactivo… explico en detalle este tipo de problema atencional.

Vea mas información técnica en los artículos:

Tema Anterior: El TDAH en Puerto Rico
Próximo tema: Qué procesos no funcionan en el TDAH

 

,

AtencionDrBauer.com corre en WordPress. Diseñado por Woo Themes